Menu
League Member? Sign In now or Join the League.

Ayudándote a pasar tiempo en la Palabra de Dios diariamente

Devociones de Bolsillo, un devocional diario gratuito

Portada del sitio  >  Leer

Aquí está su devocional diario

Si desea recibir estas devociones gratis todos los días por correo electrónico, haga clic en el botón de abajo. Nota: tendrás que acceder o crear su cuenta de miembro en primer lugar. La membresía en la Liga es gratis. Únete ahora!

        

Regístrese para recibir el devocional Diario

Día 359: “Poniendo el Énfasis Adecuado”

Hechos 21:17-20a

Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. Al día siguiente, Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos; a los cuales, después de haberlos saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio. Cuando ellos lo oyeron, glorificaron a Dios,

Pensamientos para Hoy

En nuestra iglesia invitamos con regularidad a los misioneros que respaldamos a venir y compartir con la organización todo lo que se ha hecho a través de su ministerio, es un momento de gran alabanza y gloria al Señor -- la mayoría de las veces. En raras ocasiones escucho la palabra “Yo” demasiado, y no ‘Dios’ lo suficiente. Pablo en cambio (como la gran mayoría de nuestros misioneros) enfocaba lo correcto; Pablo “informaba en detalle lo que Dios había hecho entre los Gentiles a través de su ministerio”. No era lo que hacía Pablo, sino lo que Dios había hecho; una diferencia sutil pero importante.
Pablo viajaba a sus anchas; habló en numerosas ocasiones a grupos grandes y pequeños por igual; trabajó para mantenerse; presentó a Jesús a cientos, a lo mejor miles de personas; predicó con regularidad; e inclusive fue atacado físicamente, golpeado y botado de la ciudad como resultado. Pablo “informó en detalle” así que estoy seguro que relató la mayoría de esas experiencias. Sin embargo, no creo que Pablo puso mucho énfasis en sí mismo en los informes. ¿Cómo lo sé? Por la manera como los escuchas respondieron, “Cuando lo escucharon, alabaron a Señor”. Cuando se alaba a Dios después que predicas -- entonces sabes que has tenido el enfoque adecuado. Todas las alabanzas y la gloria son para Dios.

Preguntas para Reflexionar:

¿Cuál fue tu última Victoria? ¿El que tu hijo o hija haya tenido éxito en su último juego de pelota? ¿El aumento que te dieron en el trabajo? ¿Lo bonito que quedó tu jardín después que pasaste el sábado podando y limpiando? Todo lo que hacemos es ministerio. Efesios 1:11, “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”, Efesios 5:20, “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” A veces pienso que todos necesitamos una revisión en el área de nuestro propio enfoque. ¿Qué significa siempre y todo para ti? ¿Tienes el énfasis adecuado? ¿Dónde estás acumulando demasiado crédito por lo que está sucediendo en tu vida? ¿Cómo puedes cambiar el enfoque, dándole el crédito a Dios?

Regístrese para recibir el devocional Diario

¡Comienza ahora!No hay nada como la Palabra de Dios para crear un propósito en tu vida que dure todo el día y más allá. Te animamos a Leer, Llevar contigo y Compartir la Palabra de Dios. Los devocionales de bolsillo se envian cada día (de lunes a viernes). Los fines de semana te animamos a ser creativo y a estudiar por ti mismo en el área en que Dios te guie.

Puedes comenzar a partir del Día 1 en cualquier momento. Los mensajes son enviados automáticamente. ¡Subscríbete ahora! Puedes cancelar tu subscripción en cualquier momento.

Acerca del autor

Las Devociones de Bolsillo son escritas por Mike Brooks. Un hombre de negocios retirado, él es el Moderador de la Iglesia South Shores, dirige el Consejo de Diáconos, sirve en el comité de finanzas, y enseña un estudio bíblico de Hombres y en el Ministerio de Varones. Mike tiene una pasión por misiones evangélicas. Él es el esposo de Sherry; el padre de Ryan, Natalie, Krissy, Rebecca, y Amanda; el suegro de Ariel; y el abuelo de Conner y Christian.